Primero que todo, gracias por tomarte el tiempo de leer este blog

Es difícil decir exactamente cuándo le pican a uno las ganas de viajar, tal vez siempre han estado ahí y el día menos pensado simplemente decides ir a una de esas páginas para comprar tiquetes y buscas el pasaje a ese destino soñado. Otras veces es algo planificado con tiempo, haces un presupuesto, te trazas una meta y la vas cumpliendo poco a poco para alcanzar ese objetivo. Otras veces puede salir de improvisto, un viaje de negocios o un viaje con la universidad, formas de viajar hay muchas y ocurren en cualquier momento.

Cada viaje es alimento para el alma, no se trata de un sello en el pasaporte, se trata de conocer cosas nuevas, comida nueva, lenguajes nuevos, gente nueva, de empezar a modificar tu propia forma de ser, de pensar, de ver el mundo, con cada viaje cambias un poco, te mejoras, te construyes, por eso es casi una necesidad del ser humano, la necesidad de salir y ver que existe un mundo diferente al que nos rodea, paisajes soñados, ciudades increíbles, costumbres extrañas que tú necesitabas conocer y tu cuerpo lo pedía a gritos cada vez que veías la foto de alguien más viajando, o veías uno de esos programas de la tele donde la gente viaja y es feliz.

Sin embargo, el mayor impedimento para viajar es el miedo, el miedo a perderse, el miedo a quedarse sin dinero, el miedo a volar, el miedo a no querer volver, el miedo a perder un trabajo, a dejar de ver a la familia, y muchos más, pues bien, cuando logras vencer ése miedo, ya no hay vuelta atrás.

Yo soy una persona común y corriente, cuando hice mi primer viaje tenía un salario normal, no soy hijo de familia millonaria, de hecho vengo de un barrio humilde del sur de Bogotá, no tengo como profesión algo relacionado a los viajes, no tengo poderes especiales, simplemente un día decidí salir a viajar, planifiqué un poco, ahorré lo suficiente y me lancé al mundo (tampoco es conozca demasiado). Si llegaste a este punto es porque también estás decidido o lo estás pensando seriamente, solo puedo decir algo: ¡Anímate!

¿Quién Soy?

Camilo Jimenez

Este soy yo:

Un ingeniero de sistemas en sus 30s graduado de universidad pública, que estudió en colegio público, que viene de una familia humilde del sur de Bogotá.

Si yo pude viajar ¿Por qué ustedes no?

Les dejo el enlace para comprar un libro en el que condensé mi viaje a Francia durante la pandemia en pleno 2020

https://www.amazon.com/dp/B0B4YR7KLM

Camilo J.